Escritos de Abd al-Hazir/The Fallen Ones

De DiabloNext Wiki
Revisión del 20:34 21 feb 2012 de Lon-ami (discusión | contribuciones) (Protegió «Escritos de Abd al-Hazir/The Fallen Ones» ([edit=sysop] (indefinido) [move=sysop] (indefinido)))
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

The Fallen Ones, traducido como Los caídos, es el número de entrada 010 de los Escritos de Abd al-Hazir, un relato corto publicado el 22 de mayo de 2009[1].

Texto

Los caídos son una variedad singular de verdadero origen demoníaco, una de las pocas que he podido verificar de manera concluyente gracias a fuentes distintas además de los antiguos tomos Vizjerei que obran en mi poder. (Cómo conseguí estos tomos permanecerá en secreto por necesidad.)

Como bien saben mis lectores, los primeros escritos Vizjerei a menudo son poco más que propaganda interesada que tiene por objetivo encubrir los atroces actos cometidos por el clan mago. Por ejemplo, ahora se sabe que los hombres cabra fueron víctimas involuntarias de una antigua lucha de poder Vizjerei (consultar la entrada 009 para obtener más datos sobre la trágica historia de los khazra), mientras que los antiguos textos Vizjerei nos habrían hecho creer que eran en realidad demonios: ¡nada menos que oficiales de Baal!

Sin embargo, gracias a una diligente remisión a otros manuscritos de mi extensa biblioteca, he determinado que la descripción que hicieron los Vizjerei de las criaturas conocidas como los caídos es objetivamente correcta.

Cito el volumen 5 del Demonicus de Zoltun Kulle:

Caídos (Nanus Improbus)

Aunque sea difícil de creer, los caídos fueron en su día eminentes demonios de los Infiernos Abrasadores. Eran las manos de Azmodan, perpetraban actos en los que él ni quería, ni podía involucrarse. Eran el instrumento del primer intento fallido de Azmodan de usurpar el poder de Diablo y sus hermanos. Tras este fracaso, Diablo desató toda su cólera sobre ellos. Los convirtió en pequeños diablillos ridículos en comparación con sus antes poderosas formas. Es más, si esperaban que Azmodan les devolviera a su estado anterior, estaban muy equivocados. Azmodan, furioso, los responsabilizó de la continuación del reinado de los demonios mayores y los dejó con sus nuevos cuerpos, cuya degradación le serviría de diversión eterna. El fracaso de los caídos le proporcionó la información necesaria para conseguir destronar a Diablo y a sus hermanos, en el acontecimiento conocido como el "Exilio Oscuro", pero esto no ablandó su corazón con respecto a los caídos.

Cuando su maestro, Azmodan, los suelta por nuestro reino, estos diablillos traviesos tienden a ir en tropel como langostas hambrientas de carne, y se sabe que pueden devastar una aldea que duerme en cuestión de minutos. De baja estatura y apariencia simiesca, estas criaturas poseen una fuerza sorprendente y una agilidad sobrenatural. Aparte de atiborrarse de carne humana, lo único que proporciona placer a estos incalificables horrores es la reproducción, de ahí que siempre vayan en grandes manadas.

Sin embargo, debido a su pequeño tamaño, la cobardía es una de las principales características de esta especie. Se baten en retirada cuando uno de sus hermanos cae en la batalla.

Los caídos no muestran una tendencia a tener una organización que vaya más allá de su predisposición a ir en tropel. Esto es una suerte para la humanidad, pues son tantos que, si se asociaran en grandes grupos, podrían arrasar una pequeña ciudad con facilidad.

Gracias a una investigación más intensiva, he identificado cinco tipos de caídos:

  • 1. Diablillo - Son los más comunes de la familia de demonios de los caídos. Son caídos estereotípicos en apariencia y comportamiento: pequeños, rojos, van en tropel, están sedientos de sangre y son cobardes.
  • 2. Chamán - Los sacerdotes chamanes caídos están al mando de los campamentos de los caídos. ¡También se rumorea que tienen la habilidad de resucitar a los diablillos muertos!
  • 3. Lunático - Estas criaturas caídas, furiosas y de tamaño descomunal están hinchadas aparentemente hasta el punto de explotar, impresión respaldada por el hecho de que estos demonios dementes se abalanzan sobre sus víctimas y se apuñalan hasta que explotan. No hay un nombre más adecuado para estos seres maníacos.
  • 4. Gran profeta - El gran profeta caído dirige a sus pequeños caídos traviesos y los lleva al frenesí con sus saltos y gruñidos simiescos. Un gran profeta entre un grupo de caídos supone un peligro, ya que el miedo a sus hermanos mayores sobrepasa la cobardía que les caracteriza.
  • 5. Can - Estas abominaciones babeantes se encuentran con frecuencia entre grupos de caídos y sirven a sus demoníacos amos de animales guardianes, de animales de carga o incluso de comida. Estas bestias son excesivamente fieles a pesar de los abusos a los que son sometidos.

Sospecho que existen al menos otros dos tipos de caídos, pero tendré que profundizar en mi investigación antes de poder dar a conocer mis teorías sobre la estructura familiar de estos malignos.[2]

Referencias


v · d · e Escritos de Abd al-Hazir
12345678910111213141516
17181920212223242526272829
3031323334353637 • 38 • 39404142