1

Hearthstone, China, Hong Kong y Blizzard [Actualizado]

Actualización: Comunicado de Blizzard del 11 de octubre

Blizzard ha lanzado un comunicado a última hora del viernes 11 de octubre en el que comunican que reducen el castigo a 6 meses para el jugador y los casters y le devuelven el dinero del premio acumulado hasta el momento. Además, el presidente de Blizzard, J. Allen Brack asegura que su decisión no tiene nada que ver con sus relaciones con China y que su compromiso con la comunidad sigue en pie.

En los últimos días, Blizzard ha conseguido poner en contra a una gran parte de la comunidad gamer de todo el mundo al expulsar a un jugador de Hearthstone tras apoyar las protestas de Hong Kong.

El lío

El torneo de Grandmasters de Hearthstone se celebraba el pasado 5 de octubre. El jugador Chung Ng Wai (blitzchung) apareció en el stream oficial de Hearthstone en Taiwán para una entrevista. Durante la entrevista, blitzchung realiza el siguiente comentario, mientras los entrevistadores se esconden tras la mesa:

Liberad a Hong Kong, ¡la revolución de nuestra era!

El stream se corta poco después.

Blitzchung nació en Hong Kong y su frase hace referencia a las protestas que empezaron en primavera, con las que se oponen a los acuerdos de extradición entre Hong Kong y China, lo cual se ve como una intromisión ilegítima de China en la política de Hong Kong con la intención de controlarla (resumen rápido para el lector despistado). Con esta frase, Blitzchung estaba mostrando su solidaridad con Hong Kong y, por lo tanto, su oposición al gobierno de China.

China, como todos sabemos, no es una democracia al uso y muchas de sus acciones van contra los derechos civiles y humanos. El partido comunista tiene el control absoluto de la información en China y muchas empresas se adaptan a las leyes de ese país para poder hacer negocios con ellos.

Blizzard y China

De todos es conocido que el mercado Chino es numerosísimo. La cantidad de dinero que empresas occidentales hacen en China supone un gran porcentaje de sus ganancias, en torno a un 12% en el caso de Blizzard Entertainment.

Compañías chinas como Tencent o Netease además poseen acciones en muchas compañías occidentales como Riot Games, Grinding Gear Games, Epic Games o Activision Blizzard entre otras. Los intereses de muchas compañías estadounidenses y europeas en China son amplios y conocidos. No en vano, Diablo: Immortal es un juego completamente diseñado y orientado por y para el mercado chino.

Tencent lleva las versiones de World of Warcraft y Diablo 3 en China, Netease es un socio desarrollador de Diablo: Immortal y Hearthstone en Asia es una fuente de ingresos muy significativa. Blizzard (y Activision) tiene muchos negocios en el continente asiático que no puede dejar de lado.

La expulsión

La solución de Blizzard ha sido la siguiente: expulsar a blitzchung del campeonato, prohibirle participar durante un año, quitarle los premios ganados y rescindir el contrato de los dos casters que le hicieron la entrevista. Esto lo hacen apoyándose en las normas del campeonato que dicen:

Cualquier acto que, a discreción únicamente de Blizzard, lleve a una disputa pública, ofenda a una porción o grupo de audiencia o dañe la imagen de Blizzard resultará en la expulsión del torneo Grandmasters y la reducción del premio a 0$ USD.

https://bnetcmsus-a.akamaihd.net/cms/page_media/w4/W4NWIBHB74T31564507077190.pdf

Expulsando a blitzchung, Blizzard se lava las manos y se posiciona claramente en contra de cualquier manifiesto político por parte de los jugadores de sus competiciones.

Además, la cuenta de Hearthstone en Weibo, que hay que decir que la lleva Netease, no Blizzard, ha hecho el siguiente comunicado:

Nos enfada y decepciona lo mucho lo que ha pasado en el evento y no lo compartimos de ninguna manera. Nos oponemos rotundamente a la expresión de pensamientos políticos personales de esta manera. Hemos expulsado inmediatamente al jugador y hemos rescindido el contrato de los presentadores. Siempre defenderemos el orgullo y dignidad de nuestro país.

https://twitter.com/Slasher/status/1181925730877345793

La debacle

La lectura de estas desproporcionadas acciones por la comunidad de jugadores mundial es clara: Blizzard prefiere humillarse ante el gobierno chino antes que ser justa o simplemente desmarcarse de las declaraciones de blitzchung, sólo para mantener sus buenas relaciones comerciales con China y seguir teniendo grandes beneficios de ese mercado. Como siempre, se tiende a culpar a la mano negra de Activision en este tipo de decisiones.

Que Blizzard haya considerado que la mejor respuesta a unas declaraciones por la libertad de Hong Kong una expulsión inmediata (además de otras consecuencias), no habla bien de los valores morales de una compañía que se dice pro-LGTBIQ+, feminista, verde y moderna. Este doble estándar es lo que está cabreando a la comunidad gamer, se han podido ver múltiples mensajes de protesta en Twitter y Reddit, y ha llegado a medios convencionales. Mucha gente ha empezado a cancelar suscripciones de WoW o desinstalar todos los juegos de Battle.net. Mei, personaje de Overwatch, se está convirtiendo además en un icono por la libertad de Hong Kong.

Sin embargo, otras compañías sí han hecho comunicados apoyando las protestas de Hong Kong y al jugador expulsado, entre ellas Epic Games y Immutable. Immutable además, desarrolla el videojuego de cartas Gods Unchained y se ha ofrecido a pagarle el premio retirado a blitzchung y a invitarle a competir en sus torneos.

Blitzchung por su parte se reafirma y no se arrepiente de haber hecho ese comunicado y de apoyar las protestas de Hong Kong.

Además, algunos trabajadores de Blizzard se han manifestado a las puertas de la compañía, alrededor de la famosa estatua de Thrall, para mostrar su desacuerdo con la expulsión.

BlizzCon 2019

Todo esto ocurre a tan sólo tres semanas de la BlizzCon, donde seguro que veremos múltiples actos de protesta a favor de blitzchung y en contra de cualquier tipo de censura. Será difícil para Blizzard controlar carteles, camisetas, concentraciones y gritos a favor de Hong Kong y en contra de esta decisión de Blizzard que, de no haber hecho nada, quizá nunca estaríamos hablando de ello.

China es un mercado demasiado jugoso como para enfadar a su gobierno y correr el riesgo de no poder operar en el país, más cuando Diablo: Immortal debe estar a punto de salir y, sin el mercado chino, sería probablemente un sonado fracaso.

Un comentario

  1. A mi la expulsión del jugador me parece correcta. Al margen de las consideraciones políticas sobre su comentario y los intereses económicos de Blizzard en China, Blizzard tiene unas normas y si quieres participar las aceptas y si no, fuera. Blizzard es una empresa, y su finalidad última es hacer negocio. Si por las declaraciones de ese jugador China le corta el acceso a su mercado a Blizzard, ya veremos si los empleados que se manifiestan a favor del jugador estarían tan contentos cuando los despidan. Y no me malinterpretéis, no pretendo justificar la represión China, pero las normas de Blizzard son claras,con lo cual no hay excusas, siento simpatía por el chaval y su causa, pero obviamente todo tiene consecuencias.

    Ahora bien, lo que si que me molesta y no entiendo es que despidiesen a los entrevistadores, que no tienen culpa de nada y se han comido un marrón de tres pares de cojones. Eso si que no lo comparto de ninguna forma.

    En fin, últimamente veo mucho revuelo con China, exactamente desde que andan a vueltas con EE.UU. por sus acuerdos comerciales. Está claro que desde occidente se ha puesto en marcha una campaña para poner a la opinión pública mundial en su contra. Y no lo digo por defender a China, más bien lo contrario: esta China es exactamente la misma que hace 5, 10 o 20 años, no es que se volviesen una dictadura comunista en seis meses, y me molesta la gran hipocresia que supone poner el grito en el cielo ahora e ignorarlo cuando les interesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.